05 diciembre 2018

Cortado en la Boulangerie





CAMPU DE BATALLA


La sala sola, el ñeru vacíu,
los restos del tu olor ente les sábanes,
les tus pisaes pol pasillu,
los sitios sin la tu ropa interior,
el tu vasu d’agua nel bañal,
el tu cepillu dientes tovía moyáu,
la taza de los chorros en cadena,
la esquina’l mi sofá onde asitiabes como si fuera tuya de siempre,
la sensación de ser yo el tu invitáu, 
les tus mieles reseques nes mis manos,
los tus pelos atropaos pela cama guardaos na caxa de plata, 
los güecos de los llibros y del mi corazón que te di,
l’estuche col llíquidu les tus lentilles, 
que yo voy usando.
Toos estos despoxos queden 
tres la batalla que nos consume a los dos. 


27 noviembre 2018

Cortado con Sindre


Teoría del guante

Los guantes no se calzan. 

Los guantes no sirven para darse la mano. 

Los guantes se quitan cuando ya se llegó. 

Guantes, manos huecas. 

La mayoría de la gente nunca se puso guantes. 

Estrangular con guantes hace menos daño. 

Los guantes, al contrario que los calcetines, no evitan los resfriados. 

No hay guantes de colores diferentes. 

Los guantes, y los paraguas, es lo que más se deja olvidado en el tren.

Los aplausos con guantes son más cálidos. 

Los guantes duran más que sus dueños. 

Los guantes son enemigos de la policía. 

Bajo los guantes no se lleva ropa interior. 

Los guantes de piel son redundantes. 

No hay guantes para andar por casa. 

Meter mano con guantes es meter guante. 

Hacer manitas con guantes es hacer guantitos. 

No existen guantes de tacón. 

Los guantes pueden hablar si se hace lengua de signos con ellos. 

Los dedos de los guantes no tienen nombre. 

Nadie se entierra con guantes. 

Los guantes son pa nun dexar entrar el fríu nin dexar salir el calor.

Los guantes y el móvil llévense mal.

El segundu guante ye el más fácil de poner, con tal que'l primeru esté bien puestu. 

Ye una inxusticia que los guantes nun tengan númeru como'l calzáu. 

Un par de guantes nunca son iguales. 

Acariciar con guantes ye como follar con condón. 

Los guantes son los calcetos de les manos. 

Solo sirven los guantes diferentes. 

Cuando se rompe un guante tírase tamién el sanu. 

Alcontrar un guante nun val pa nada. 

Nun hai guantes pa los que tienen 6 deos. 

Nun pue comprase solo un guante. 

Con guantes nun fai falta pintar les uñes. 

Los deos de les manos tán fechos pa poder metelos nos guantes. 

Los guantes inventáronlos los lladrones. 

Los guantes blancos son racistes.

Los guantes deberín facese siempre a mano.

Los mitones son guantes pal calor. 

Los mitones son pantalones cortos de les manos.

Los guantes nun puen ponese con una sola mano. 

Guantes, manos ensin tinu. 

Equí usamos guantes de verañu. 

Guante grande, ante o nun ante. 

Los meyores guantes son los fechos a mano. 

Los guantes tán preñaos de deos. 

Naide se quita los dos guantes al mismu tiempu. 

Los guantazos danse ensin guantes. 

Los guantes escuenden l'estáu civil. 

Los guantes pa los pies llámense piesantes. 

Les manos tienen guantes de piel. 


Los guantes deberín llamase preservamanos. 

La mayoría los platos rómpense por culpa los guantes. 

Los estudiantes n'Uviéu lleen con guantes. 

Cuando los deos facen orxíes pónense manoples. 

Les manoples son los guantes de los comunistes. 

Dir de la mano con guantes, como dormir vistíu. 

Los mitones son guantes pa dir a la playa. 

Los guantes de boséo son pa calentar a otros. 

Les despedíes más tristes nes estaciones de tren son con guantes.

25 noviembre 2018

Cortado en RosMara con Vilde



POLVO FINAL


Me alzan la moral sin disimulo
el goce y el deleite de tu treta,
tu retrato con ínfulas de esteta
por wasap y las poses de tu culo.
Las balas embaladas en mi zulo
serán la munición de otra escopeta,
privada de tu sal será mi dieta 
y el fuego de tu amor daré por nulo.
Pasaré a la intemperie el desalojo,
una noche de vientre bajo cero,
de tu nido interior, por un sendero
tupido recogiendo tu despojo.
Ahora siento el flujo de la vida
colmar el vaso en la última corrida. 

22 noviembre 2018

Kaffe på Vollen med Sindre





AUTORRETRATO DESNUDA


El presente sin ti será un remoto
pasado sin goce ni arrebato;
cada latido en mí será un conato
de infarto al corazón por ti ya roto.
Desde que me arrastró tu maremoto
al fondo de la mar, destino ingrato,
veo desdibujado tu retrato
desnudo y desolado en una foto.
Yo solo quiero, amor, salvar la vida,
como un náufrago que se desahoga,
desanudar el nudo de la soga
y darme como abstemio a la bebida. 
Una vida de más, convaleciente,
de otro muerto que arrastra la corriente. 

19 noviembre 2018

Julekaffe




ESPECTRO EN LA SALA


Estás en el sofá de cuerpo ausente,
detrás de ti quedó solo la sombra
de una tarde feliz que no se nombra
en el frío desierto indiferente.
El perfil de tu cara está en mi mente
como máscara muda que se asombra,
tus pisadas se borran en la alfombra
y huyen de mi vista lentamente. 
En mi casa yo he sido tu invitado
cuando te desvestía y tu vestido
diseminaba seda sobre el nido
que tu desnudo había decorado.
Ya solo, en la penumbra, tu contorno
emprende su camino sin retorno.

09 noviembre 2018

RosMara




OKTOBERFEST


Ya sé que se acabó lo que se daba, 
que llegamos al fin de la partida,
perdido en una calle sin salida
consumo la colilla que se acaba.
Pasó lo que pasó, es el momento
de desmontar la tienda, de hacer caja,
de romper por el medio la baraja
y de elevar el vuelo contra el viento. 
Nos destruyó el veneno consumido
con los ojos cerrados una noche 
fugitiva en el fondo de mi coche
y otra noche furtivos en mi nido. 
No volveremos más a las andadas
mientras estén en alto las espadas. 

03 noviembre 2018

Enkel cortado på soya





SEPARACIÓN


Nun verás nos míos güeyos si me dexes 
tiráu, como la espluma de les foles 
mazándose nel mar azul, sino les 
llaparaes que nel mio mirar reflexes.
Veo resplandecer cuando t’allexes
refocilos de negres caracoles
pol arenal desérticu, y a soles
apagase’l mio pálpitu ente rexes.
Diráseme la lluz, como l’aurora
boreal ximielgándose nos cielos
xelaos se desfai, como los velos
rasgaos d’una piel que se desflora.
Otra cosa namás que me desola,
siguirás ensin mi, pero non sola.

Madam peaberry





SEPARACIÓN


No verás en mis ojos si me dejas
tirado, como espuma de las olas
batiéndose en el mar azul, sino las
llamaradas que en mi mirar reflejas. 
Veo resplandecer cuando te alejas
los destellos de negras caracolas
por la playa desértica, y a solas
apagarse mi pálpito entre rejas. 
Huirá de mí la luz, como la aurora
boreal en el cielo de la noche
gélida se diluye, como el broche
rasgado de una piel que se desflora.
Solo una cosa más que me desola,
que seguirás sin mí, pero no sola. 


Limoncillo espresso



FINAL DE PARTIDA




Tu sal, mi sed; tu jugo, mi bebida;
la lava a la deriva en la cintura, 
la locura tentando a la cordura,
la cala lubricada a la medida,
el manantial que busca la salida,
el licor encendido que se apura
hasta el sorbo final, la rasgadura
que descubre la seda descorrida.
Todo fue un espejismo en el desierto,
un contorno entrevisto en la ventana
en plena caída libre, la mañana
de la que sales vivo y llegas muerto,
cuando se acerca el fin de la partida
con la baza que pierde repartida.


22 octubre 2018

Americano com MB



DESENLACE 



Como el agua resbala por la rama
te alejas al galope de mi vida,
huyes hacia adelante en estampida 
dejando un manantial que se derrama.
Contra la tempestad lucha una llama
que derrite la cera compartida
de una vela que funde y desparrama
su seda en la costura descosida.
Una última vez, solo una noche 
en tus brazos hasta la madrugada,
sin sábanas, sin colcha, sin almohada,
revolcando los cuerpos en el coche.
Hasta que cualquier día un malherido
descubra que las tórtolas se han ido.




18 octubre 2018

Guignol’s band II



CARPE DIEM



Yo no me quiero, amor, ir todavía 
de vacío del campo de batalla,
y menos escapar sin dar la talla
cuando la tempestad más desafía. 
Tus velas agitadas, noche y día
sin ti, se difuminan en la raya
final del horizonte, y yo en la playa 
desértica me hundo en la agonía.
Empáñame los labios con tu aliento
ardiente; como el agua de la fuente,
deja fluir el vino en la corriente
y ahogar mi corazón de ti sediento.
No me vengas después de veinte años
arrepentida a reparar los daños.

07 octubre 2018

Cortado con Sindre en Bærums Verk



EL ENCUENTRO


Por un sendero estrecho, muy temprano,
corría yo entre Myggheim y Vestlia,
en la cálida y justa compañía
de mis dos guantes, uno en cada mano,
añorando los soles del verano
que confunden la noche con el día.
Entre la niebla, cada vez más fría, 
avisto el descampado, ya cercano, 
donde espera el reposo; de repente,
surge de entre la fronda, se desnuda,
me tumba sobre el brezo, desanuda 
mi running short, con la cabeza al frente, 
la víbora voraz, húmeda y tiesa,
inocula su dosis en la presa. 

30 septiembre 2018

Cortado på soya




NAUFRAGIO


Crece en la palma el tallo de la rosa,
baja hasta la raíz desde la altura
la piel que lo desnuda, tersa y dura
desenvaina la cúspide sedosa.
Se inunda el manantial donde reposa
el zumo de la fruta que madura,
abrasa el paladar la quemadura
cálida de la savia que rebosa.
Entre olas y espuma llega a nado
un náufrago estenuado hasta la orilla,
sacude el vendaval de lado a lado
la caña del timón como una astilla.
Después del temporal llega la calma
que vacía los frutos de la palma.

26 septiembre 2018

Colombia espresso


JUEGO PELIGROSO


Crucificado vivo si no llamas,
con la soga anudada a la garganta,
colgado de una rama que no aguanta,
un bonzo retorciéndose entre llamas,
a punto de saltar al precipicio,
hundido en la espiral de un remolino,
con una piedra al cuello de molino,
el cuello en el altar de sacrificio:
Así me dejas, siempre que me dejas
de llamar, cuando más me desespero,
siento silbar de lejos el certero
disparo de una bala entre las cejas.
No sé si será vida lo que vivo
en esta espera, ni sé si sobrevivo.

17 septiembre 2018

Americano



LA SIRENA


Entraré en la espiral de tu tornado
una noche sin fin ni madrugada,
hará tu remolino en la ensenada
estragos en mi mástil entornado.
Cruzaré el proceloso mar a nado
hasta el acantilado de tu almohada,
negra sirena húmeda y varada,
para domar los vientos a tu lado.
Buscaré tu canal, tu mar, tu gruta;
las olas enredadas en tu cola
que bañan tu coral, tu caracola,
posarán sus espumas en tu fruta. 
Dejarme echar amarras en tu puerto
solo te pido, aunque regrese muerto. 

04 septiembre 2018

Java mocca



MATAR EL TIEMPO


El tiempo cumple fiel con su palabra.
El tiempo, siempre pasa, nunca llama
a la puerta de nadie que reclama,
se cuela entre las sábanas y labra
los últimos renglones de su trama.
Espera sigiloso a que se abra
la veda de la caza y descalabra
cuerpos desparramados por la cama.
El tiempo que se pierde, el que se agota
grano a grano en el reloj de arena,
el que proclama el fin de la condena
a muerte, el que rezume gota a gota.
Tiempo al tiempo, tu plazo se termina
cuando llega otro tiempo y te extermina.

31 agosto 2018

Cortado med S.



VÍA LÁCTEA


Dos labios en la flor, la boca llena,
el filo de una espada que se hunde
en la fruta madura, ahonda y funde
desparramando espasmos en cadena.
Una llama que arrasa la espesura
y que abrasa la carne que traspasa,
una brizna de hierba en una brasa,
una lengua de fuego en la cintura. 
Unos diamantes cortan una seda
que se tiñe de rojo entre saliva,
una barca que boga a la deriva,
una gacela herida en la vereda.
En el amanecer se pierde el rastro
de luz diseminada por el astro. 

25 agosto 2018

Sommerkaffe



ÚLTIMA HORA


Ya no estarás aquí, habrás partido;
serás y no serás, en el instante
en que se rompa el hilo, un ser distante,
ante el eco del último latido.  
En la recta final habrás cumplido
el plazo de la tregua, en adelante
deambularás como una estrella errante
por un mundo sin fondo ni sentido. 
La hora que te asalta cuando menos
esperas, la que surge inexorable
sin avisar, la que blandiendo el sable
traza signos y símbolos obscenos;
hora definitiva, hora muerta
que te acecha debajo de la puerta. 





22 agosto 2018

Cortado på soya, med Sindre i Baker Hansen




MORAL EN RESUMEN


Apostaste y perdiste la partida,
te dejaron tirado en la estacada,
en medio de la espalda una estocada 
de la que nunca cerrará la herida.
Elegiste una senda sin salida
en tu vana e inútil escapada
hacia ninguna parte, una escarpada 
cuesta abajo sin frenos ni subida. 
Te llevaron al borde del abismo,
pendiste con la soga en la garganta,
como una mariposa que se espanta
con el primer temblor de un cataclismo. 
No solo fueron dos ni tres ni miles
las veces que caíste en los raíles.